lunes, 1 de septiembre de 2014

Nadadores entre herreños

Foto: Susana Santana Borges
No sabemos muy bien quién va a envolver a quién dentro de 4 semanas, si los 400 nadadores que han logrado plaza en la travesía o los cientos de herreños que durante el 26 y 27 de septiembre los arroparán. En tres años la travesía ya empieza a ser una fiesta también para esta isla y se espera el comienzo del espectáculo que ofrecen los cientos de nadadores que avanzarán en un mar que vemos a diario. Hay imágenes que sorprendieron a una isla que se volcará otro año más con esta travesía, y se espera al 27 de septiembre para volverlas a vivir. 

La organización aglutina a muchas de estas personas que disfrutan tanto como los nadadores de este espectáculo que una vez al año tiene lugar en El Hierro. Y notamos que al nadador que nada esta travesía algo le esta travesía cuando se ve envuelto y rodeado del calor que le viene de todas las embarcaciones y desde tierra. Porque esta travesía se empieza a vivir en la isla como una fiesta excepcional. Seremos muchos en La Restinga, en tierra, en las decenas de embarcaciones de la organización y en el agua. Los nadadores pondrán el espectáculo, los herreños el calor. Todos construiremos un fin de semana que nos costará olvidar.


martes, 5 de agosto de 2014

En el Meridiano 0 no habrá reloj

Foto: Susana Santana Borges
A la isla de El Hierro se le conoce como la isla del Meridiano 0 porque hasta el año 1.885 la Punta de Orchilla regía los horarios del mundo. Hoy no lo hace, pero la Travesía quiere que los horarios del mundo de las aguas abiertas, por un día, se rijan nuevamente por Orchilla. Nos despojaremos de los relojes. Ninguna salida se dará a ninguna hora exacta. No habrá “horas en punto” ni “medias”. Las salidas de las tres travesías, en este año y siempre, se darán con nuestro propio horario, el que hizo de esta isla centro de los husos horarios. Lo haremos así:

Los nadadores de 18 km recorrerán de madrugada en zodiacs todo el Mar de Las Calmas. Los que no la han vivido, prepárense para la imagen inolvidable que forman el carrusel de luces de embarcaciones enfiladas en la oscuridad hacia los destellos del faro de Orchilla. Será noche cuando el primer grupo se esté preparando en el Embarcadero de Orchilla. Allí fijaremos las miradas hacia el pueblo de La Restinga. Porque por ahí amanecerá. Y porque queremos que esta travesía comience con el primer rayo de sol que refleje en los 18 km de Mar de Las Calmas que habrá ante todos nosotros. Desde ese momento, todos los nadadores comenzarán su travesía con el paso de otros nadadores. Así comenzarán las travesías del Mar de Las Calmas, sin relojes. Ese día los horarios del mundo de las aguas abiertas se orientarán todos hacia El Hierro